jueves, 15 de marzo de 2012

(in)justicias



él,
que no tiene ningún defensor
quizás pueda salvarte
cuando se apague tu vida

vos,
que te creés ese Dios
a quién nunca viste
porque no abriste tus ojos

yo,
que lloro en silencio
por tu falta de amor
y tus aires de (in)justicia

ahora me pregunto
¿en qué maldito momento
empezó todo esto?



4 comentarios:

Maritza dijo...

Hay un grito, una rabia,un llanto ahogado, que desgarra,Diego...sin duda.La impotencia, por todos los poros está fluyendo.

Abrazos miles.

Lapislazuli dijo...

Mucha bronca, muy bien expresada
Un abrazo

Luna dijo...

A muchos les hace falta abrir el alma...

Saludos muchos, muchos.

iglesiasoviedo dijo...

Precioso poema, una llamada, un grito, una denuncia.
Un abrazo.