martes, 19 de junio de 2012

imprudencia




Como bien lo dice el título del blog, éste es un espacio para decir, con letras escritas, lo que generalmente no cuento. 
Tristeza inmensa me dio ver esta mañana los resultados inmediatos de un accidente  entre una moto y un automóvil... tristeza porque los que iban en la moto no tenían la protección necesaria, y hasta única diría, el casco.
Pasé con mi vehículo apenas desviándome por la calzada pues la policía de tránsito así lo requería. Al avanzar vi un cuadro muy triste, yo no se si la persona estaba muriendo, no lo se. En esos pocos segundos que tuve, vi a un hombre que yacía boca abajo, pero con vida. Apenas podía levantar, con incalculable esfuerzo, su cabeza un poco y acariciaba con su mano derecha lo que podía tocar: la pierna de su hijo quien estaba arrodillado con su rostro visiblemente compungido; lloraba a ríos la imprudencia...  Un cuadro muy triste, de verdad. Inmediatamente cruzó por mi cabeza la imagen de mi familia y pensé que sería muy feo no poder llegar a decirles lo mucho que los quiero...


4 comentarios:

Maritza dijo...

Estas cosas, sucesos tan fatídicos de la vida REAL son los que nos hacen valorar la vida que creemos infinita...hasta que... sucede algo así.
La vida es un regalo inconmesurable. Y nuestras oportunidades son aquí, y ahora. No mañana, porque ese quizás no exista.

Eres una persona muy sensible,Diego.
ABRAZO TU ALMA ESTA NOCHE.

Antorelo dijo...

Un cuadro demasiado habitual en nuestras carreteras y ciudades, lamentablemente.
Un abrazo

Lapislazuli dijo...

Mas de la mitad de los que andan en moto, motonetas, etc no usan casco
Loa automovilistas no usan cinturon de seguridad
Y sigue.....
La imprudencia
Un abrazo

Diego dijo...

abrazos!!