martes, 30 de noviembre de 2010

Un mail en "borrador"



Cuando muera el sol y empiece a tomar vida la noche me daré cuenta que te he extrañado. Mientras tanto aquí sigo con esa puta sensación de que me estás esperando en casa con la cena servida y esas palabras que tanto me gusta escuchar…
Pero definitivamente esta vorágine que llamo trabajo deja mi realidad a un costado por nueve horas para demostrarme que la vida sigue, sigue y sigue… a pesar de todo, de tu ausencia, del cigarro fumado a medias, de mi celular que suena para decirme que quien llama no sos vos, a pesar de todo, te amo… y te escribo este mail que nunca vas a leer porque nunca te lo voy a mandar, si, porque sabés que no soy adicto a escribir cartas, porque sabés que prefiero decirte al oído todo lo que siento, y lo que siento se resume en dos palabras que ya las conocés bien.
Pero hoy, mi vida, hoy me reservo esas palabras para mañana (cuando estés aquí a mi lado), mientras tanto las cambio por estas otras dos palabras que suenan frías en el pequeño micrófono del celular: “Hasta mañana”

5 comentarios:

Luna dijo...

Uy !!!! Ese hasta mañana...

Saludos, Diego.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Llego al tuyo desde el blog de Luna (lo cual es para mí buena tarjeta de visita). Y me gusta el mail que no enviaste. Te seguiré leyendo.
Un saludo

Diego dijo...

Hola Jorge, gracias. Tu blog tiene letras maravillosas. Abrazo

Celeste siempre dijo...

Cuanta mezcla de exquisitas palabras.
Estaré atenta a más.
Saludos!

Ceci.- dijo...

Cuanta dulzura en tus palabras Diego! No conocía este otro blog tuyo, te voy a leer por acá también, que me encanta como escribís.

Cariños